intro



No puedo dejar de poner en esta sección el agradecimiento a Toni por todo su conocimiento y ayuda,
ya sea por lo que está en estas páginas, como lo que quede por venir.

Método de construcción de gaita asturiana.






Introducción.

Si bien una gaita Asturiana es más que un punteru, éste se lleva un gran protagonismo.
Por este motivo, este manual de iniciación a la construcción, esta dedicado en sus primeros capítulos a esta parte esencial de la gaita.
Un puntero, ya sea asturiano o no, consiste a grandes rasgos, en un tubo melódico de sección mas o menos cónica o combinaciones de distintas conicidades. Si bien esto es muy general, conviene hacerse una ligera idea de que es lo que se va a hacer.
Partiremos de un trozo de madera macizo, con el que habrá que ir trabajando hasta conseguir dicho “tubo”, que en este caso será un puntero asturiano en do. Vamos a comenzar dando unos preliminares sobre las herramientas a fin de conocerlas un poco y hacer más amena la lectura.
Seguidamente, profundizaremos en aquellas que requieren mas atención y por último como utilizarlas para construir un punteru.




Herramientas y materiales: nociones.


Torno.

Puede ser de madera o de hierro, la única condición es que tenga una bancada de 70 cm entre puntos, o bien una pieza especial que permita hacer taladros interiores de 350 mm. que es lo máximo que se necesita para el punteru.




Brocas.

Se necesitan dos tipos de brocas, unas que nos ayudarán a hacer la sección interior del punteru, y las otras que serán para realizar los agujeros del mismo.
Más adelante se verá su uso y se verá que medidas se necesitan y porqué.




Escariador.

Esta es una herramienta clave, posteriormente se explica como a de ser, y para que sirve.




Gubias.

Son importantes para el torneado de la madera, existen multitud de juegos, y suelen ser bastante caros, un juego de tornero es suficiente. Algunos constructores, sobre todo en Galicia compran varilla de acero, y con una piedra esmeril le dan la forma que quieren y le sacan corte, de esta manera van torneando y cuando se gasta vuelven a afilar y así sucesivamente. (dibujo) También hay constructores que hacen sus herramientas para obtener dibujos especiales o complicados, para ello por ejemplo se coge un formón y se le da una forma específica y luego se tornea con él o más bien se raspa la madera, se obtienen unos acabados superficiales malos que hay que tratar con lija pero se obtienen unos dibujos complicados sin tener grandes conocimientos de torneado.




Lija y limas.

Se necesitarán distintos tipos de lija y de diversos granulados y alguna lima para retoques, si fuera necesario.




Adornos.

Son prescindibles, pero ayudan considerablemente a un acabado más vistoso, incluso poner algunos adornos en ciertos sitios es recomendable a fin de evitar que la madera raje, hay una multitud de materiales como plásticos, madera de diferente color, metales, hueso etc. que sirven para este propósito, la imaginación y creatividad de cada uno es quien pone los límites.




Madera.

Será nuestra materia prima, hoy en día también se utilizan plásticos y se experimenta con nuevos materiales pero de momento la madera sigue siendo la que prevalece. Hay infinidad de maderas que pueden valer para hacer gaitas, actualmente las mas utilizadas son el ébano, el granadillo y el boje. Hay quien dice que es mejor uno y hay quien prefiere otro, esto es también un poco según el gusto de cada uno. El que tiene mas adeptos es el boje, pero hoy en día no hay boje en Asturias, o sea que el que viene es de fuera y es de peor calidad. De todas maneras lo recomendable es empezar con madera barata como boje americano o bubinga que andará por 12€ el taco, frente al mismo taco de granadillo que pasa de los 60€. Una vez que ya se consigan hacer los punteros, entonces será un buen momento para trabajar con maderas de mayor calidad. El taco necesario para hacer un punteru de do deberá tener estas medidas: 350x45x45 mm. La mayoría de la gente suele pedir la madera a Valencia a maderas Barber.




Nota sobre el roncón.

Hay algunas herramientas más, que son necesarias para el roncón, pero se trarará sobre ellas posteriormente.