Lagaita



lapayuela.

 

El método de fabricación que aquí se expone es uno de los tantos que hay. Prácticamente, cada fabricante de payuelas tiene su método, aunque todos siguen unas normas básicas de construcción que son las que aquí se exponen. Este método no es el mejor, pero da muy buenos resultados y no conlleva mucha dificultad. No hay que desesperarse si no se consiguen resultados al principio, lo importante es aprender de cada payuela y encontrar o corregir los posibles fallos.








  • UTENSILIOS NECESARIOS.(payuela de do)

  • - Caña de 25 mm. Diámetro exterior.(1’’ más o menos)
    - Tubo de latón de 2.75 mm. Diámetro interior y 3.25 mm exterior.
    - Hilo especial para payuelas o hilo de torzal.
    - Hilo normal de algodón.
    - Teflón.
    - Calibre.
    - Lija de agua del 120,180 y 220.
    - Navaja.
    - Tijeras.
    - Lima de hierro.
    - Alicates de punta fina.
    - Corta-tubos para pequeñas diámetros(opcional).
    - Molde para ferretes.
    - Gubia plana (opcional).
    Nota: Puedes conseguir la caña en:
    Todofagot Aquí se encuetrán unos 8 tipos diferentes de caña a pedir, entre ellas la Arunval de origen nacional.
    Medir S.L. Más caña nacional.

    Mandril para ferretes.

    Para hacerlo se va utilizar un destornillador plano que no exceda de 2.5 mm. de diámetro (debe de entrar dentro del tubo) . Es importante que el molde quede simétrico y regular, pues de ello depende la obtención de un buen ferrete. Este molde también puede realizarse con una punta o un alambre, aunque es más práctico el destornillador. Para darle la forma se puede utilizar por ejemplo, una lima de hierro o una piedra esmeril. Por último se hace una marca en el molde justo donde se acaba el chaflán, que indica hasta donde se mete el tubo para hacer el ferrete.



    FABRICACIÓN DEL FERRETE.

    Lo primero será cortar el tubo a la medida deseada, para este caso 20 mm. , hay que saber que esta medida puede variar dependiendo del tipo de gaita que se pretenda empayuelar. (Tonalidad más baja mayor ferrete, generalmente.) Se puede dar el corte con ayuda de una lima, aunque lo mejor es utilizar un Corta-tubos para pequeños diámetros. El siguiente paso es darle forma al tubo, para ello se introduce el molde en el interior del mismo ( hasta la marca) y aplastando con unos alicates o bien golpeándolo suavemente con un martillo se le va dando la forma.



    PREPARADO DE LAS PALAS.

    El fin es conseguir una lámina de cañavera de 0.5 ó 0.6 mm. de espesor,y un ancho de 11 o 12 mm. para ello se irá trabajando la caña hasta conseguirlo. Esta parte del proceso es complicada ya que se puede romper la lámina en cualquier momento, conviene tomárselo con calma y si algo sale mal, aprender de ello y continuar.

    1- Hay que cortar el tubo de cañavera en 4 trozos iguales ( Cuando se adquiera experiencia se pueden sacar más trozos). Para ello se apoya verticalmente el tubo y se coloca la navaja encima de él, de manera que lo divida en dos partes iguales. Dando un golpecito a la navaja, se consigue que esta empiece a cortar el tubo, y presionándola hacia abajo se divide el tubo en dos, uniendo las mitades y repitiendo el proceso con el tubo girado 90º se obtienen los 4 trozos.


    2- Para conseguir la lámina se empieza quitando madera por la parte brillante de la cañavera, exterior de la misma.


    NOTA 1: La madera de la caña es más dura cuanto más exterior sea, por lo que ha de tenerse en cuenta de donde se saca la lámina para futuros fallos a la hora de afinar la payuela. Yo quito la madera justa, ancho final de la payuela (entre 10-11mm.) o un mm. mas, para así obtener una lámina ni muy dura ni muy blanda.

    NOTA 2: Normalmente se trabaja con todo el trozo de caña y así se consiguen láminas que sirven para hacer varias payuelas, esto depende del largo del tubo inicial.

    NOTA 3:Es conveniente lijar los bordes cortantes de la caña a fin de evitar posibles cortes, esto podemos ir haciéndolo a lo largo de todo el proceso cuando se vea que se están afilando.

    A continuación se describen tres métodos para quitar la madera de la caña. Los dos primeros se realizan con ayuda de la navaja y el tercero con una gubia plana. Se puede utilizar uno solo o ir combinándolos. Dado que estos procesos no nos dejan la superficie todo lo lisa que se precisa, después de cada uno de ellos habrá que lijar la superficie hasta el espesor final, Quitaremos madera con ellos hasta un espesor aproximado de 1 mm. y luego seguiremos con la lija.

    1-. Sentado, se coge la caña por un extremo, con ayuda de un guante para evitar cortes, y con la otra mano la navaja. Apoyando la caña en la pierna, donde para proteger la ropa se habrá puesto un trapo o similar, se irá clavando la navaja, y sin moverla, tiraremos con la otra mano hacia nosotros de la caña, quitando así laminillas de madera en cada tirada. Haciendo el proceso por una mitad primero y por la otra después, iremos quitando la madera que se precise. Dependiendo del ancho de las laminillas que se quiten variará el tiempo de trabajo. ¡Aunque hay que tener cuidado no se clave mucho la navaja y se estropee la lámina!.


    2-. Cogiendo el trozo de caña en una mano y la navaja en la otra, se clava la navaja por un extremo del trozo y moviéndola hacia nosotros iremos quitando una lámina del ancho que deseemos. Este proceso, el más rápido, requiere un gran dominio de la navaja pues una vez que ésta está entre la lámina que vamos a quitar y el trozo útil de caña es muy fácil que se desvíe o bien hacia dentro ó hacia fuera teniendo luego que empezar de nuevo o cambiar a uno de los otros métodos respectivamente.

    3-. Pondremos la caña apoyada en una tabla, si ésta tiene un tope (ver foto) mejor o sino sujetarla con la mano, y empezaremos a quitar madera con la gubia, primero una mitad y luego dándole la vuelta la otra. Este proceso es bastante cómodo, sobre todo si se utiliza un tope para facilitar la operación, como inconveniente tenemos el problema de que si clavamos mucho la gubia nos podemos pasar del ancho deseado.


    Esta cara que estamos ahora trabajando, (estabamos con la parte de fuera) irá hacia el exterior de la payuela, ya que si se hace al revés podrían despegarse los laterales.
    Después de haber quitado lo mayor (ancho indicado 10mm.) con uno de los métodos expuestos, utilizaremos la lija(*), primero la de 120 que desbasta más deprisa y luego la de 220 para dejar la cara lisa hasta conseguir el ancho final.(11-12mm)

    1

    Conviene no profundizar mucho con la navaja o gubia, pues puede que sí nos pasamos en una determinada zona luego lleguemos al ancho final sin haber alisado toda la lámina, teniendo entonces que seguir lijando para alisarla y obteniendo así una lámina más interior y por tanto de peor calidad.

    (*)Es aconsejable poner la lija bordeando un trozo de tabla, ver figura, pues nos facilita el trabajo de manera considerable.



    2.-parte:

    Ahora lo que tenemos que hacer es quitar madera por la parte que nos queda sin tocar,(interior de la caña) hasta un ancho de lámina de 0.6 mm. (hay algunos constructores que bajan esta medida hasta 0.5). Para ello utilizaremos uno de los procesos para quitar madera hasta que tengamos un ancho de lámina de 1 a 1.5 mm dependiendo de cómo se nos dé trabajar con la navaja o la gubia, Obviamente cuanto más quitemos así, menos quitamos con la lija ya que se tarda mas tiempo, al principio es recomendable tener paciencia y bajar solo hasta 1.5 o incluso más para así asegurarnos el éxito de esta parte del proceso, luego con ayuda de la lija y como antes, iremos alisando la superficie hasta llegar a 0.6 mm. Debido a que esta cara será la interior de la payuela y que una vez montada ya no se tocará mas, conviena dejarla totalmente lisa pudiendose incluso utilizar lija mas fina para conseguir un buen acabado.



    Por último lijaremos los bordes de la lámina para evitar posibles cortes.


    Molde para las palas.

    El molde que vamos a realizar será el que le dé la forma a la payuela por lo que conviene hacerlo lo mas preciso posible, también conviene hacerlo de chapa de metal o de un plástico duro ya que lo vamos a utilizar para todas las payuelas y conviene que nos dure Tiempo. Las medidas para el molde son las siguientes:


    Según el constructor estas medidas cambian ligeramente. Conviene que una vez que domines la fabricación, pruebes con variaciones sobre la forma de las palas pues puede que para tú gaita o tú manera de fabricar la payuela te convenga utilizar otra medidas.


    Corte de las palas.

    Puesto que la lámina que aquí hicimos era para tres payuelas la dividiremos en tres laminillas, y trabajaremos con una guardando las otras para 2 payuelas más.

    Por el medio de nuestra nueva lámina (unos 56mm.) marcamos una línea con lápiz, y con ayuda de la navaja o de un cutter haremos un ligero corte superficial por encima de la línea trazada sin que en ningún caso este corte sea tan profundo que nos divida la lámina nuevamente en otras dos láminas.


    Apoyando la navaja como se muestra el figura iremos tirando con la otra mano de caña hacia arriba para así plegar la lamina original en dos partes unidas. Si en algún momento se nos rompe la caña las uniremos con un poco de cinta aislante para seguir trabando.


    Una vez plegada la lámina, pondremos el molde encima ajustándolo al pliegue por la parte ancha del molde y con un lápiz bordearemos la figura del molde quedándonos un triángulo isósceles dibujado en la lámina. Con las tijeras seguiremos la línea de lápiz y cortaremos de la parte más ancha del triángulo a la estrecha, ojo de no realizarlo así, pues por culpa de la beta de la caña podría rajarnos la lámina. Esta operación podría realizarse también con la navaja, teniendo en cuenta este último matiz. Por último si los cortes no nos quedaron rectos conviene retocarlos lijándolos y así dejar el triángulo lo mejor posible.






    Montado de la payuela.

    En esta primera parte vamos a sujetar las palas al ferrete Y luego iremos retocando la payuela hasta acabarla completamente.
    Colocaremos el ferrete entre las palas, con la parte aplastada hacia la parte ancha de la caña según las medidas indicadas en el molde y que marcaremos en el lateral de la caña. Por debajo de esta marca, trazaremos ahora otra línea a 1.25 mm (linea 2) aproximadamente, que será hasta donde enrollemos el hilo.
    Sujetando el conjunto con una mano iremos enrollando el hilo uniformemente, empezando desde abajo y a unos 3 mm. del extremo del ferrete y hasta la primera linea que encontramos (linea 2).
    Cuando lleguemos a esta marca las palas tienen que haberse juntado en los laterales.(se dice que la payuela tiene que cerrar). Si esto no nos ocurre, deberemos de repetir la operación apretando más el hilo, aunque solo lo justo para que nos cierren las palas, si el problema persiste, subiremos un poco más el ferrete( reduciremos el conjunto en su medida total) y marcaremos otras dos nuevas líneas para repetir el proceso de enrollado.

    Una vez que lleguemos a la marca y hallan cerrado las palas empezaremos a enrollar el hilo hacia abajo sin dejar de tensar y hacia la mitad del enrollado ataremos el hilo para fijarlo.



    RASPADO

    Una vez ya montada, vamos a comenzar con la última fase de construcción. Esta fase se puede realizar de varias maneras aunque, como en el preparado de la caña, lo mejor es ir combinándolas según las necesidades.
    Uno de los dos métodos, que aquí se va a comentar, es ir haciendo el raspado con navaja, para hacerlo cómodamente se recomienda una navaja de hoja como la figura.


    Para poder utilizar la zona recta para raspar uniformemente y la curva para zonas determinadas.
    La ventaja de este método es el dominio en el raspado ya que a diferencia de la lija aquí se ve donde estamos raspando y en que proporción.
    Para realizarlo se coge la payuela con lo dedos pulgar e índice, el pulgar nos servirá además de apoyo para la navaja y el índice para la sujeción de la pala.
    Con la otra mano cogeremos la navaja, que apoyaremos sin ejercer demasiada presión sobre la pala, y mediante pequeños giros de muñeca comenzaremos el raspado.
    Según la parte de la navaja que estemos utilizando el raspado variará de una zona determinada de la payuela a todo el ancho de la misma.


    El otro método, más rápido, es la utilización de la lija, colocaremos la lija en un trozo de madera y cogiendo la payuela con el pulgar, corazón e índice iremos moviéndola sobre la lija. Según la inclinación de la payuela sobre la horizontal iremos ampliando o disminuyendo la zona de raspado de la payuela. Como a continuación se va comentar, conviene hacer un raspado no recto sino un poco curvo, por lo que se puede poner la lija sobre un cilindro o tabla redondeada para así ir haciendo ya con la forma final.

    El raspado final deberá de tener una forma suave y homogénea, con forma de U siendo más la parte más fina la de la boca de la payuela.

    Deberemos raspar en esta primera fase hasta que payuela empiece a dar un sonido no uniforme, comúnmente se llama arronquiellar, antes de dar este sonido la payuela empezará con un sonido uniforme, como un silbido que irá cambiando hasta que empiece a arronquiellar.
    Una vez llegado este punto colocaremos el freno, pondremos el hilo restante y comenzaremos a probar la payuela siguiendo la guía de afinación.

    payuela

    Colocación del freno

    Antiguamente los frenos se hacían de caña o bambú e iban colocados como se muestra en la figura, este freno ofrece pocas posibilidades para operar con la payuela, no permitiendo por ejemplo la abertura o cierre de las palas. Por ello vamos a comentar aquí algunos tipos de frenos. Freno de latón: Para hacerlo simplemente hay que cortar una tira de chapa de latón o de cobre( ½ mm. espesor) de 1.25 mm.(vale 1.5 mm) de ancho y unos 13 mm. de largo (Este largo depende de la payuela, lo que se pretende hacer es como una anilla alrededor de la payuela) y doblarlo con ayuda de los alicates alrededor de la payuela. Otra posibilidad, haciéndolo con latón, es hacer una tira mayor (18 mm. de largo ), doblarla alrededor de la payuela dejando los dos extremos de la tira hacia el mismo lado como se aprecia en la foto, amarrar los dos trozos de la tira tira lo mas cerca de la payuela posible y luego doblar los extremos hacia la payuela, una última manera muy cómoda, es hacer el freno con ayuda de hilo de cobre e ir enrollándolo alrededor como si fuera el freno de latón.

    frenos