dureza de la caña


 

Medida de la dureza de la caña.

Introducción:


Muchas veces, se tiene una payuela, que uno desearía que durara toda una vida, pero por desgracia se deteriora y no queda otra salida que cambiarla. Como dicha payuela era ideal, para nuestra gaita y forma de tocar, decidimos que lo mejor es hacer otra igual. Copiamos las medidas, desmontamos, volvemos a medir, aprovechamos el mismo ferrete.... Todo está listo, así que cogemos un tubo de caña, y hacemos una payuela nueva. Nos ponemos a probarla y ¿qué pasa?, que en la mayoría de los casos aquello no tiene nada que ver con la payuela que teníamos. Uno piensa, ¿qué hice mal?, ¿Si son las mismas medidas?, ¿Dónde está el truco?.

Bueno pues el truco, o lo que no se tuvo en cuenta es la caña. Aunque todos los tubos parecen iguales, cada uno es: De una parte de la planta, de plantas diferentes etc. Y esto se debe de tener en cuenta a la hora de elegir la caña con la que vamos a trabajar, si queremos unos resultados previsibles.

Una de las propiedades básicas a tener en cuenta, y que es la que se trata aquí, es la densidad de la caña, que se suele expresar como "dureza" de la misma, aunque el término no es muy correcto. El porqué de llamarlo dureza, viene en función de que cuanta más densidad tenga la caña, es más compacta, y ofrece más resistencia o "dureza" a la vibración.

Una buena pregunta, para quien no haya oído hablar nunca de esto es: ¿Para que sirve?.

En el ejemplo con el que empezábamos, nuestra inolvidable payuela, supongamos que la payuela que teníamos era del 65% de dureza, y que el trozo que cogimos para hacer la nueva es del 47%, por mucho que queramos y aunque las medidas sean las mismas, nunca vamos a conseguir que sean payuelas iguales. Otra cosa sería si de nuestra payuela ideal hubiéramos apuntado la dureza y al hacer la nueva, hubiéramos seleccionado un trozo de la misma dureza.


TEST DE DUREZA.

RECOMENDACIONES.

Como ya se dijo, este test nos va a medir la densidad. Si cogemos un tubo de caña, la densidad de éste puede no ser homogénea, es decir, si dividimos el tubo en 4 trozos puede que uno sea de 50%, otro de 52% y los otros dos de 51%, Teniendo esto en cuenta, un buen método para medir la caña sería:
Supongamos que pedimos un kilo de caña, bien, pues armándonos de paciencia, iremos tubo por tubo, midiendo la dureza de cada uno y apuntándola en el propio tubo, por ejemplo, con un rotulador permanente. Un buen segundo paso podría ser dividir los tubos por dureza, 51%-55%, 56%-60%, y así sucesivamente.
El tercer paso vendría a la hora de coger un tubo para empezar a hacer payuelas, sabiendo que la densidad en él, puede no ser homogénea, dividiríamos el tubo en 4, por ejemplo, y repetiríamos el test en cada trozo, teniendo así la dureza de cada trozo de manera más precisa.

Densidad de la caña.

Otra buena pregunta, ¿Qué dureza, o densidad, es la adecuada?.

Esto ya es mas complicado de resolver, ya que la experiencia es la que te dice que dureza va mejor contigo, o con la zona donde estés, pues según la dureza que tenga la caña, le afectará de diferente manera la humedad.
Con el fin de que quién no esté muy familiarizado con la densidad de materiales pueda tener un criterio mínimo de selección sobre una densidad u otra, voy a tratar de explicar escuetamente este concepto.

Físicamente, la densidad (d) es la relación entre la masa (m) y el volumen (v) de un material (d=m/v). Por ejemplo, tenemos una botella de litro y medio de agua, o sea que tendrá un volumen de 1.5 litros. Si ahora pesamos la botella, suponiendo que el plástico de la misma es despreciable, nos saldrá que la botella pesa 1.5 kilos. Así que la densidad del agua es de d=1.5/1.5=1 kilo por litro. Esto quiere decir que la relación entre masa y volumen en el agua es uno, medido en kilos y litros, así que podemos asegurar que una botella de medio litro pesará medio kilo y así con cualquier cantidad de agua.
Bueno, pues haciendo esta sencilla operación podríamos calcular la densidad de cualquier material.
Como vemos de esta definición, cada material tendrá su propia densidad, habiendo materiales muy densos como el hierro, y otros poco densos como el corcho.
De la propia definición de densidad vemos que un en material con densidad alta, un trozo pequeño del mismo tendrá una peso elevado, y en un material con densidad baja
un trozo grande pesará poco.

Todo esto aplicado a la caña podría resumirse como sigue.
En este caso el material, cañavera, no cambia, así, que si tenemos un trozo de caña de densidad alta significa que tenemos mucha masa en poco volumen, y esto se traduce en: Que esa caña es compacta, tiene menos poros, y nos va a costar más trabajo el hacerla vibrar, frente a otro trozo de caña de menos densidad. También la caña con mas densidad aguanta mejor la humedad.

Como indicación, se suele desechar aquella caña que tenga menos del 50% de dureza en el test, por ser demasiado blanda y aquella superior al 70%, por ser muy dura, aunque este último límite, puede ser mayor, dependiendo del instrumento.
Normalmente la caña que se encuentra en el mercado está entre estos dos límites. Y dependerá de nuestras circunstancias la elección de una u otra densidad. Para empezar es recomendable un 60% y probar, o mucho mejor hacer una de 50 otra de 55 otra de 60 y otra de 65 (por ciento) y así ya sabremos por donde tirar y como suena cada una.

Si cogemos caña muy dura, tendremos que lijar bastante las palas para que empiecen a vibrar y aunque las lijemos mucho son más "duras", suelen necesitar más presión, para tocar con ellas. Como características y en general, estas payuelas tienen un timbre más alegre, tienden a ser más agudas, si no corregimos las medidas, son más potentes y tienen una mayor rapidez de respuesta.
Si elegimos caña blanda nos encontraremos con lo contrario a lo anterior.

Como siempre, este test no es nada nuevo, y en otros instrumentos se utiliza para graduar la caña y vender cañas, payuelas, de distinta dureza, así el instrumentista tiene donde elegir según sus necesidades a la hora de comprar.
Este test tampoco es "Mano de Santo", ya que hay otros factores en la caña que nos influyen en el resultado final, sin embargo, es de gran ayuda y nos ayuda a saber que caña elegir si queremos unos resultados más o menos previsibles.